miércoles, 20 de junio de 2018

Un extraordinario viaje a Zanzíbar


Zanzíbar es una isla tropical perteneciente a Tanzania, y está ubicada frente a la costa de África Oriental. En su isla principal se encuentra la llamada Ciudad de Piedra, que es un centro comercial con influencia islámica y suajili. Tiene unas espectaculares carreteras serpenteantes que muestran portales tallados, minaretes y varios monumentos del siglo XIX, como por ejemplo un antiguo palacio del sultán llamado la Casa de las Maravillas que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 por la Unesco. Es una de las ciudades más trascendentales de la cultura swahili. Hacia el norte, tiene grandes playas bordeadas de numerosos hoteles.

La isla Unguja, una de las principales del archipiélago es muy famosa ya que fue el lugar de nacimiento del vocalista del grupo Queen, Freddie Mercury.

Zanzíbar vive de la industria, siendo las principales la de las especias como canela, nuez moscada y pimienta. También el turismo tiene su atractivo, pues es el único lugar donde vive el mono colobo rojo de Zanzíbar.

Un destino de sol y playa


Zanzíbar tiene excelentes playas y es uno de los destinos turísticos preferidos en el índico africano.


En la zona de Nungwi y playas del norte se encuentran las mejores, allí no hay laguna coralina y la marea no es tan baja como en el sur. Aquí se encuentran la mayoría de los hoteles, los cuales oscilan en precios entre medios y bajos; por eso es la preferida de los mochileros y de aquellas personas que viajan con poco presupuesto.
Hay mucha actividad náutica en este lado, también es una zona muy movida por la cantidad de bares y restaurantes con los que cuenta.

Los amantes de la fotografía no pueden perder la oportunidad de estampar la imagen cuando baja la marea y quedan las barcazas de la aldea de Nungwi varadas en la playa.  Esto es un festín para los fotógrafos.

La exclusividad de sus costas sur y suroeste


De este lado se encuentran los hoteles más exclusivos y por tanto más costosos. En esta zona hay muchos manglares y también pequeños acantilados de coral, lo malo es que hay muy poca arena. Hay una laguna de coralina espectacular pero a diferencia de la zona norte, aquí las mareas son muy fuertes; tanto que el mar se retira por varios kilómetros.  Por tal motivo, muchos de los hoteles tienen sus propias piscinas en los bungalows. Sin embargo, esta zona brinda los mejores atardeceres de la isla aparte de los preciosos paisajes para transitar en la bajamar.

La visita obligada: Stone Town


Esta es la capital de la isla, una ciudad construida con piedras de coral. Aquí se encuentra el puerto que en su momento vio partir a las expediciones de Burton, Livingstone, Speeke entre otros exploradores. Sus calles estrechas y oscuras parecen un laberinto, declarado Patrimonio de la Humanidad.
Las puertas de las viviendas son talladas en madera, lo cual la hace famosa; ya que cada puerta es como la tarjeta de identidad para cada familia. Según el tallado que tenga, se puede saber el origen de la familia, posición social, religión, etc.

Otros atractivos que tiene Zanzíbar y que no se pueden dejar de visitar son la Isla de Pemba, que es la segunda más grande del archipiélago y donde se respira el aire más puro que jamás pueda imaginar, el Jozani Chwaka Bay National Park que es el parque nacional donde podrá ver los famosos monos colobo además de otros animalitos y la granja de especies, donde quedará asombrado con la comida aparte de probar el sabor original de estas especies.

No deje de realizar su viaje a Zanzíbar, donde como ha visto tiene variedad de paisajes, gastronomía y cultura.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario